Pasta al horno: la gran desconocida de la cocina italiana

Para saborear

La pasta al horno es una forma tradicional de preparar la pasta en Italia en la que, en vez de cocinar la pasta con agua hirviendo y unirla posteriormente a la salsa, la pasta se termina de cocinar en el horno junto con la salsa. El resultado es un plato en el que pasta y salsa están más unidos que nunca, con un sabor muy especial.

Dentro de los errores que solemos cometer con la cocina italiana está el de pensar que la pasta el horno se cocina exclusivamente ahí, en el horno. La clave para cocinar la pasta al horno correctamente es sacarla del agua hirviendo cuando aún está muy al dente y que termine su cocción con media hora de horno a 200ºC. Un truco para medir bien el tiempo en la olla es dejarla solo entre un 50% y un 70% del tiempo que recomienda el fabricante de la pasta.

Si en cualquier plato de pasta la salsa es un acompañante imprescindible, en el caso de la pasta al horno es prácticamente protagonista. Al cocinarse juntos en el horno, el sabor de la salsa entrará más en la pasta y el plato saldrá mucho más sabroso. Es muy habitual que las salsas de la pasta al horno lleven bechamel, por la cremosidad que tiene esta preparación.

Otro elemento común en las recetas de pasta al horno es el gratinado. Si ponemos queso rallado por encima de la fuente y contamos con un buen horno, podremos darle el golpe de calor perfecto para que quede con el color y el sabor característico del gratinado. Recuerda que los hornos De Dietrich tienen la posibilidad de regular la potencia del grill para que consigas justo el resultado que buscas.

Te dejamos algunas ideas para que te animes a cocinar tu primera receta de pasta al horno:

  • Pasta al horno con pollo y queso
  • Macarrones al horno con berenjenas y queso
  • Spaghetti con secreto al horno
  • Penne al horno con carne asada y verduras
  • Macarrones con brócoli y salsa de tomate al horno

 

¡Disfruta de lo mejor de la cocina italiana!

Compartir

Newsletter

Recibe todas las noticias
y eventos en tu buzón