Los 5 errores que cometemos al preparar recetas italianas

Para saborear

Hemos recopilado solo 5 errores, pero podríamos mencionar muchos más fallos de base que cometemos al cocinar las icónicas recetas italianas.

Poner aceite al cocinar la pasta

Poner a hervir el agua, echarle sal y posteriormente un chorrito de aceite es un acto reflejo que pondría de los nervios a cualquier chef italiano. La pasta está preparada para que al cocinarla no quede pegada, por lo que ese chorrito de aceite no es lo más acertado y crea una capa sobre la pasta que impide que coja el sabor de las salsas. Lo que sí te decimos es

que para que la pasta no quede pegada, debes asegurarte de que tenga el suficiente espacio dentro de la olla para su cocción. Sin embargo, hay algunas salsas italianas que, una vez junta con la pasta, sí que piden un poco de aceite ya que es un elemento fundamental y enriquecedor en la cocina italiana, pero no para cocerla.

Interpretar la cocción “al dente” a nuestra manera

En la cocina italiana existe un efímero punto entre la pasta que aún no está del todo cocida y que, por lo tanto, está aún dura como para servirla, y el otro extremo en el que se ha quedado blanda, pasada. Ese punto perfecto de cocción que queda entre ambos tipos es el “al dente” y varía en cuestión del grosor de la pasta. Puedes fijarte cuál es la recomendación de los paquetes, en los cuales indica tiempo y temperatura, de esta forma podrás programarlo para que quede en el punto exacto.

Servir la pasta con la salsa aparte

Es muy común sacar la pasta y poner la salsa aparte. Esto lo que provoca es la sequedad en la pasta y que no se impregne el sabor de la salsa en ella. Ya lo dice uno de los mejores chef de la gastronomía italiana (irónicamente americano), Mario Batali: “la idea de un gran plato de pasta es que el condimento y la propia pasta se unan como una sola cosa”.

Poner nata en la carbonara

Este es un error común al cocinar platos italianos. Hay que ser muy conscientes de que la carbonara se elabora con huevo, no con nata. Este es un invento que está muy rico, pero que no es fiel a la receta original. No decimos que tengas que dejar de hacer esa mezcla a la que falsamente llamamos carbonara, pero te invitamos a que pruebes la receta real para comprobar que no se parece, ni de lejos, a la que elaboramos con nata.

Tomar la pasta con cuchara

Este gesto a la hora de sentarse a la mesa y empezar a comer puede hacerle mucha gracia a cualquier italiano que te vea hacerlo. Aunque de pequeño te hayan enseñado que es más elegante, o más fácil, comer apoyando el tenedor sobre la cuchara para enrollar la pasta, la realidad es que esto no se hace así. La pasta se come con un tenedor y enrollando pequeños nidos de pasta. Así de sencillo y de acertado.

Esperamos que no vuelvas a cometer estos errores cuando prepares recetas italianas. El resultado merecerá la pena.

Compartir

Newsletter

Recibe todas las noticias
y eventos en tu buzón